Terapiafloral Evolutiva: La vía iniciática de Edward Bach Terapiafloral Evolutiva: La vía iniciática de Edward Bach

Terapiafloral Evolutiva: La vía iniciática de Edward Bach


Avísame cuando esté disponible

22,88 €

El pasado día 9 de Diciembre de 2012 la Escuela Andalusí presentó su nuevo libro. El Universo nos regaló a través del 9, simbólicamente hablando, una nueva entrega de la Terapiafloral Evolutiva, que no será la última. Como todos sabéis el número 9 cabalísticamente está relacionado con el arcano del tarot que representa al Ermitaño. Aquel que ha decidido dar en lugar de tomar, que se adentra en la oscuridad para poner Luz en el camino, facilitando o favoreciendo la entrada de los que por detrás de él se sumergirán, en una vida cargada de aprendizajes y Alegrías para un Alma abocada al autoconocimiento.

Muchos como Bach se  adentraron en la soledad del inconsciente colectivo e individual, a modo de  Ermitaño, como podemos advertir en los textos de Jung, Paracelso, Culpeper, Hahnemann y otros muchos sabios que le precedieron, que  sabiéndose “Personalidades en un día colegio”, decidieron “DAR EN LUGAR DE TOMAR”, transmitiendo sus experiencias como vía para seguir los dictados del Alma. Y en este libro los hemos fusionado para que podamos seguir el hilo a Ariadna y adentrarnos en el laberinto con cierta seguridad trayendo a nuestros días un poco de luz arcana.

En este nuevo libro desde una actitud respetuosa y amorosa, nos adentramos en la historia del hermetismo: “Una filosofía, una actitud frente a la vida, una manera de situar al hombre en el mundo de la Creación, una forma de acercarse al verdadero conocimiento de la Naturaleza y alcanzar la “gnosis”.Para el hermetista, desvelar los misterios de la Naturaleza es desvelar el misterio de la Creación Divina, lo cual le permitirá acercarse a la Verdad y a Dios. En ella se recogen tres aspectos: uno metafísico, otro físico y uno ético”. Para este cometido, apoyándonos en la filosofía profunda de la Terapia floral y haciendo un recorrido por la Historia del simbolismo Hermético, desarrollamos el Corpus de la Escuela Andalusí, en una primera entrega, relacionando lo que otrora en diferentes culturas permanecía escondido y a veces marginado por desconocimiento o ignorancia, en Mitos, Leyendas…

            En este primer volumen estructuramos la percepción de la conciencia  a través de las funciones psíquicas de los seres humanos, que Jung emparentó con los elementos clásicos de la alquimia y nosotros vinculamos a los temperamentos hipocráticos  para favorecer la comprensión de las tendencias expresivas que las personalidades de Fuego, Tierra, Aire o Agua muestran a través de su existencia temporal. Siguiendo las raíces clásicas griegas  y los arcanos alquímicos emanados del hermetismo, recalamos en las tres fuerzas principales que dan vida  a todo lo que existe, así el Sulphur, Mercurius, Sal, se emparentó con la visión simbólica del psiquismo jungiano y al vincular todo ello a nuestro Mándala Arquetípico, a través de los elixires alquímicos y la herencia de Edward Bach,  pudimos mostrar al mundo un modelo que favorece la interpretación vital del Alma humana y la consecuente actuación clínica en el Arte Terapéutico. Sin embargo la extensión de la obra es tal que nos vimos obligados a dividir el corpus en dos áreas que coinciden con las dos mitades del Ser encarnado y la división tanto psíquica como clínica que Edward Bach realizó en su proceso vital.

Dedicamos un capítulo a la encarnación de las doce Tipologías de personalidad ya que saber cómo se refugian en momentos de crisis, es una herramienta fundamental para poder ayudar a los pacientes en consulta, a descubrir, cuál es el motivo de su proceder en momentos de inseguridad y facilitarle el camino para la integración de la lección escondida, detrás de esa particular forma de ver el mundo. En el Capítulo Cuatro La personalidad,  se desvela “el tablero de juego”, a través del cual el campo de información que percibe o proyecta el individuo, favorece el desarrollo de su personalidad para poder hacerse consciente de sus limitaciones y generar las estrategias necesarias para su evolución. Para ello el lugar en el que nace es el más acorde a sus necesidades, incluyendo esto a sus padres, hermanos, círculo cercano a él, ciudad… como fuente inagotable de experiencias a integrar. Aquí podremos ver como se refugia una personalidad manteniendo lo memorístico y mecánico, de forma  inconsciente. Sin duda este entramado, esconde un talento innato a desarrollar y aprender a vivir sin necesidad de refugiarse es poner en armonía el Alma y la personalidad, para con ello erradicar la enfermedad.

            Las Doce Tipologías Alquímicas o fuerzas Arquetípicas,  aparecen desarrolladas de forma holística y fractal, para un amplio entendimiento de las mismas. A lo largo del libro se hacen referencias a distintas Artes como, Astrología, Alquimia,  Hermetismo y culturas, Griega, Egipcia, Andalusí… todas ellas partieron de la unidad, con lo cual podemos decir que son como hermanas y partieron de una misma cepa. Como un árbol, que teniendo diferentes ramas el fruto que de el nace, es el mismo, aunque dependiendo del lugar donde crezca tendrá sus particularidades. Las Energías relacionadas con estas  doce fuerzas han sido descritas en muchos momentos históricos a través de las tribus de Israel, los trabajos de Hércules, los signos del Zodíaco, Gemas, gama cromática… y esto nos permite encontrar similitudes entre ellas. Vivirlas, experimentarlas e integrarlas para poder hacernos consciente a través de un proceso de autoconocimiento, nos facilita el trabajo en consulta. En el capítulo dedicado a las Tipologías os encontrareis la cronología de Bach con cada esencia, desde 1930 hasta el 36, así como la virtud a desarrollar, limitación a transformar, Intención positiva, enseñanza potenciadora, letra Hebrea, posición corporal con las Danza Chémica, Planeta regente, Dios griego…

Sin lugar a dudas un libro que no pasará desapercibido para nadie que este deseoso de conocerse a Sí mismo, de ayudar a los demás y que quiera profundizar en el desarrollo interior y la Terapia floral. De fácil lectura aunque no exento de profundidad, con preciosas y esclarecedoras ilustraciones.

No hay comentarios de clientes por ahora.

Escribe tu opinión

Terapiafloral Evolutiva: La vía iniciática de Edward Bach

Terapiafloral Evolutiva: La vía iniciática de Edward Bach

Terapiafloral Evolutiva: La vía iniciática de Edward Bach

Escribe tu opinión